ALUCINACIONES OLFATIVAS PDF

De forma general, los olores percibidos en la fantosmia pueden ser tanto agradables como desagradables. En ocasiones, los individuos con fantosmia son capaces de identificar los olores percibidos como irreales. De forma general, se sustenta que las fragancias percibidas en la fantosmia incluyen elementos como el humo, el amoniaco, el pescado en mal estado, los huevos podridos y las aguas residuales. Todos estos olores se caracterizan por presentar propiedades negativas y generar sensaciones desagradables. De este modo, las personas con fantosmia identifican el olor irreal percibido en distintas regiones de su organismo.

Author:Makora Doumi
Country:Mauritius
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):5 December 2011
Pages:19
PDF File Size:1.77 Mb
ePub File Size:9.29 Mb
ISBN:906-5-73650-165-3
Downloads:51743
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:JoJogor



En general las alucinaciones olfativas en los procesos neurolgicos tienen una caracterstica fundamental: el paciente tiene conciencia de lo anmalo del fenmeno aunque a veces la crtica no es inmediata Luque R; Su origen es diverso y podemos distinguir las provocadas por sndromes orgnicos bien definidos como la epilepsia del lbulo temporal, las auras migraosas, los tumores cerebrales temporales y rbitofrontales y los traumatismos craneoenceflicos; por agentes txicos especialmente las relacionadas con el consumo de alcohol como el alcoholismo crnico y su abstinencia, la alucinosis alcohlica, el delirium tremens y el sndrome de Korsakoff, las asociadas a la mescalina, el LSD y la efedrina y tambin las debidas a patologa primariamente psiquitrica como la psicosis alucinatoria crnica, la esquizofrenia, la depresin, los trastornos neurticos, el sndrome de referencia olfativo y la autodisosmofobia Martzke JS et al; Las alucinaciones constituyen un sntoma fundamental en psiquiatra, neurologa y otras especialidades mdicas.

Sin embargo, el significado del trmino es muy diverso debido a las distintas acepciones etimolgicas y, adems, no existe una teora general que explique su semiologa, funcin y significacin clnica. Asimismo, a pesar de que se han formulado numerosas definiciones de la alucinacin a lo largo de la historia, siguen sin resolverse cuestiones importantes en torno a su concepto. Por ejemplo, si todas las alucinaciones, con independencia de la modalidad sensorial, son fenmenos equivalentes como se desprende de la definicin de Esquirol ; si las alucinaciones psiquitricas similares a las que aparecen en el enfermedad neurolgica, la estimulacin elctrica, las inducidas por drogas o privacin sensorial; si tienen el mismo significado clnico las alucinaciones que aparecen en la vejez que las ocurridas en la infancia.

Desde el siglo XIX, cuando se consider como sntoma, existen dos teoras fundamentales para explicar su origen: sensorial alucinacin como percepcin y no sensorial alucinacin como imagen.

La propuesta impuso un modelo restrictivo de percepcin a todos los sentidos; es decir, al igual que la visin y la audicin, el tacto, el gusto y el olfato tambin necesitan de un estmulo externo. Esta teora se ha topado con serias dificultades en las alucinaciones gustativas, tctiles o cenestsicas, en las que el objeto externo no puede ser dilucidado. Por ejemplo, Ey en su Trait des hallucinations les dedica escasamente 16 pginas de las totales Esto puede reflejar su poca importancia clnica y estadstica pero tambin la confusin que existe sobre su status conceptual.

Las descripciones de olores imaginarios se encuentran en pasajes bblicos y en manuscritos mdicos egipcios. Areteo de Capadocia las menciona como signos de las auras epilpticas Robert Burton en la Anatoma de la melancola de las incluye en los Signos de melancola en el cuerpo Durante el siglo XIX fueron descritas por Baillager , en un estado alucinatorio hipnaggico como olores singulares asociados a alucinaciones auditivas, visuales, gustativas y cenestsicas.

Esquirol les concede la misma importancia y frecuencia que al resto de las alteraciones de la percepcin y cita varios casos de delirio de persecucin con predominio de alucinaciones olfativas desagradables Para Rgis, sin embargo, son raras, las menos frecuentes de todas las manifestaciones psicosensoriales; son tambin las menos claras y las menos perfectas Otros autores, como Baillarger, Marc, Brirre de Boismont21 o Griesinger, sealan que son casi constantes en el comienzo de las psicosis, en el estado predelirante, antes de que el sujeto se vea invadido por la psicosis.

El propio Baillarger realiza la interesante observacin de que las alucinaciones olfativas, al igual que las tctiles y gustativas, son difciles de distinguir de las ilusiones olfativas.

Posteriormente otros autores, como Bullen y Griesinger, sostuvieron la misma opinin y sealaron que esta dificultad tambin sucede, en mayor medida, con las alucinaciones tctiles y gustativas. Este debate continu en el siglo XX. Por ejemplo, Mayer Gross sostena que era esencial mantener la existencia de las alucinaciones olfativas como alucinaciones genuinas Por el contrario, Bleuler, Conrad y Bumke defendan que en el caso de las alucinaciones olfativas y gustativas nunca se poda descartar la existencia de una percepcin genuina puesto que estos sentidos siempre se encuentran bajo la influencia de un estmulo sensorial.

Clasificacin de las alucinaciones olfativas En , Savage estableci las principales caractersticas y tipos de alucinaciones olfativas, que pueden aparecer tanto en estados patolgicos como en estados de normalidad psquica. Las alucinaciones olfativas son menos frecuentes que las de otros sentidos y pueden ser simples y aisladas o asociadas a otras alucinaciones, lo ms frecuente a las gustativas y tctiles. Asimismo, pueden ser primarias, y de ellas surgir otros sntomas, o secundarias, generalmente desarrolladas a partir de un delirio; y constantes o espordicas.

Respecto al contenido pueden ser agradables lo ms frecuente o desagradables y su origen puede deberse a una patologa del sistema nervioso central o de los rganos sensoriales.

Ey38 clasifica las alucinaciones olfativas segn su contenido en: agradables perfumes, olores de esencias o de flores, sensaciones deliciosas o voluptuosas captadas en una atmsfera exquisita , desagradables o nauseabundas olores de gas, azufre, sustancias qumicas, pestilentes , de carcter neutro olores inslitos o persistentes de vinagre, vapores, de estacin de metro o de sopa de cebolla , y de carcter indefinible olores jams sentidos, misteriosos, inefables, con una carga emocional de angustia o voluptuosidad.

Adems, segn la repercusin que tienen sobre el paciente las clasifica: de carcter peligroso o agresivo, ertico, repulsivo putrefaccin orgnica: olores fecales, cadver, gangrena y mstico. Segn la localizacin pueden ser: externas y alucinaciones auto-olfativas, en las que la fuente del olor es el propio sujeto.

Segn su naturaleza, Ey las clasifica en: 1. Eidolias olfativas: tienen una estructura eidolo-alucinsica; es decir, son fenmenos olfativos parciales, sin elaboracin delirante, que se observan en procesos neurolgicos. A su vez pueden ser: phantidolies que se encuentran en las crisis uncinadas de Jackson debidas a lesiones temporo-esfenoidales dreamy state , se acompaan de sntomas vegetativos y alteraciones sensoro-motoras o sensoriales, son de intensidad, pueden ser muy violentas y la duracin suele ser breve; y proteidolias, alucinaciones elementales, infrecuentes que se pueden confundir con los dreamy status.

Alucinaciones olfativas delirantes. En general, durante los siglos XIX y XX las alucinaciones olfativas se describieron en cuatro cuadros clnicos: las psicosis, los cuadros orgnicos y txicos, los estados neurticos y en el delirio olfativo dlire de base olfactif y el sndrome de referencia olfativo.

Alucinaciones olfativas en los sndromes orgnicos y txicos Las alucinaciones olfativas en los cuadros orgnicos se han descrito, fundamentalmente, en la epilepsia, los tumores cerebrales y los traumatismos craneoenceflicos Hughlings Jackson, , seal su presencia en el aura de las crisis uncinadas, secundarias a la patologa del lbulo temporo-esfenoidal, acompaadas la mayor parte de las veces de un cortejo sintomtico que inclua fenmenos vegetativos, sensorio-motores y sensoriales, as como un estado crepuscular, onrico aura intelectual o dreamy state caracterizado por la presencia de sensaciones de irrealidad, extraamiento y despersonalizacin junto a recuerdos vagos e imprecisos reminiscencias y fenmenos dedj vu y dj vcu.

En algunos casos las alucinaciones olfativas se acompaan de otras alucinaciones, generalmente gustativas , Estos fenmenos olfativos en el aura de la epilepsia temporal los haba descrito con anterioridad Herpin , en Francia y, posteriormente, se han realizado numerosas referencias a su presencia en la patologa del lbulo temporal, , , , , as como en la estimulacin elctrica cerebral Las alucinaciones olfativas que aparecen en la epilepsia primaria o secundaria a la patologa del lbulo temporal suelen ser fenmenos elementales, aislados y sin significacin precisa Por lo general son breves, de apenas unos segundos de duracin, aunque se han descrito casos en los que las alucinaciones han persistido durante horas y que se ha llamado estado de mal alucinatorio Las alucinaciones olfativas tambin se han descrito en el aura de la crisis de migraa, el alcoholismo, , , , la intoxicacin por mescalina, LSD y otros alucingenos y efedrina En algunas enfermedades degenerativas cerebrales, como la enfermedad de Alzheimer , la enfermedad de Parkinson y la corea de Huntington, se han descrito alteraciones en la percepcin olfativa independientemente de la presencia de alucinaciones olfativas.

En el sndrome de Korsakoff alcohlico existe, asimismo, una alteracin en la deteccin e identificacin olfativa que no se da en el Korsakoff no alcohlico y que no se explica exclusivamente por la prdida de memoria a corto plazo o el deterioro intelectual Por ltimo, tambin se han descrito alteraciones en la memoria olfativa en la corea de Huntington sin que existan dficits visuales o auditivos, en el sndrome de Down y en las lesiones del lbulo orbitofrontal Las alucinaciones olfativas se han descrito en diversos cuadros psiquitricos.

Algunos autores han intentado diferenciar las caractersticas de las alucinaciones de origen psquico de las de causa orgnica. As, por ejemplo, Paillas et al consideran que las primeras tienen una tonalidad afectiva desagradable acompaadas de fenmenos de extraamiento, sensaciones de presencia y modificaciones cenestsicas, todo ello junto a una elaboracin delirante.

Descritas fundamentalmente por la psiquiatra francesa en las psicosis alucinatorias crnicas, delirios de influencia, esquizofrenia, bouffes delirantes y melancola38, En la psiquiatra anglosajona todas las psicosis se han englobado dentro del concepto amplio de esquizofrenia con la salvedad del denominado sndrome de referencia olfativo que ser tratado aparte. No obstante, hay que tener en cuenta que en los trabajos se utilizan criterios diagnsticos diferentes correspondientes a momentos histricos distintos.

Para algunos autores las alucinaciones olfativas son frecuentes en esta psicosis. Alliez y Noseda en una muestra de 95 pacientes con alucinaciones olfativas, 55 seran psicosis alucinatorias crnicas, teniendo, en general, un carcter desagradable y se asocian a un delirio, ms o menos rico y a otras alucinaciones, fundamentalmente auditivas, cenestsicas y, sobre todo, gustativas. Aunque de forma excepcional, es posible que en algunos casos las alucinaciones olfativas adquieran una nueva presentacin: son menos frecuentes, tienen un contenido agradable y desaparece la conviccin delirante con una crtica, al menos parcial, de las ideas anteriores y, por tanto, con conciencia de la irrealidad del fenmeno; es decir, pasan de alucinaciones a alucinosis, en el sentido francs del trmino2.

Para Paillas et al, las alucinaciones olfativas en las psicosis alucinatorias crnicas tienen un carcter menos autnomo al asociarse constantemente con sensaciones de extraamiento o ideas de influencia, junto con otras alucinaciones generalmente cenestsicas. Asimismo, los fenmenos olfativos se componen de una combinacin de ilusiones y alucinaciones y se integran con los delirios para constituir un sistema delirante. Las alucinaciones olfativas pueden aparecer, fundamentalmente al inicio del cuadro en los diferentes tipos de esquizofrenia.

El contenido suele ser desagradable, la localizacin externa o interna como olores desagradables provenientes del propio cuerpo , y se asocian a otras alucinaciones, verbales y cenestsicas, y a fenmenos de despersonalizacin 38, , , De este modo, el sujeto adquiere una percepcin nueva tanto del mundo externo como de su propio cuerpo.

Para la mayora de los autores las alucinaciones olfativas son infrecuentes en la esquizofrenia. Sin embargo, Bromberg y Schilder apuntan en una revisin de 40 casos con alucinaciones olfativas la esquizofrenia como el diagnstico ms frecuente seguido del alcoholismo, y Rubert y cols.

Estudios posteriores han dado unas cifras ms bajas, coincidentes con la opinin de autores clsicos como Griesinger y Bleulerque las estimaban poco frecuentes. La capacidad para la identificacin olfativa tambin se ha estudiado en la esquizofrenia y en general se ha concluido que existe una disminucin en la misma , , , aunque no est claramente establecida la relacin entre esta disfuncin y los parmetros clnicos, cognitivos y biolgicos Se ha sealado la existencia de una asociacin con la mayor duracin de la enfermedad, aumento de sntomas negativos y desorganizados y mayor sndrome deficitario Mediante neuroimagen se ha comprobado la existencia de anomalas en el lbulo temporal medial hipocampo y amgdala El grupo de Kopala sostiene que en la esquizofrenia existe una agnosia olfativa, es decir, una incapacidad para reconocer los olores sin que exista una alteracin de la agudeza olfativa anosmia , , Por ello, sugieren que existe una patologa cortical y sealan que en el sndrome de Korsakoff y las lesiones de la corteza orbitofrontal sucede la misma agnosia olfativa.

Sndrome de referencia olfativo La existencia de alucinaciones olfativas primarias que desembocan en un estado delirante crnico secundario que pasa a ocupar el primer plano del cuadro clnico ha sido sugerida por diversos autores desde comienzos del siglo XX. Por ejemplo, la psiquiatra francesa , denomin dlire a bse olfactive al sndrome constituido predominantemente por alucinaciones olfativas primarias que conducen a un delirio, generalmente de referencia o persecucin, basado casi exclusivamente en ellas.

Posteriormente otros autores como Porot y cols. Para Alliez el dlire bse olfactive es una entidad rara, en la que las alucinaciones olfativas suelen ser nicas, de carcter lbil, de mal olor corporal, y producen una reaccin hipocondraca y depresiva que lleva al aislamiento del paciente El sndrome tiene un buen pronstico y podra explicarse por una lesin en el lbulo temporal. Las alucinaciones olfativas en psicosis no esquizofrnicas han sido descritas asociadas a alucinaciones cenestsicas en el delirio de influencia De forma parecida, en Alemania, Popella y Greger describen dos casos de lo que creen una nueva categora diagnstica, las alucinaciones olfativas monosintomticas no esquizofrnicas , que relacionan con las aportaciones previas de otros autores como la Uberwertigkeitswahnpsychose de Birnbaum, la paranoia hipocondriaca hypochondrische Paranoia de Reichardt y la alucinosis monosintomtica monosymptomatische Geruchshalluzinose de MayerGross Videbech describe extensamente cinco casos de lo que denomina sndrome olfativo paranoide crnico, una forma especial de desarrollo sensitivo de la personalidad caracterizado por ideas paranoides de desprender mal olor corporal, aunque no todos los casos se acompaan de alucinaciones olfativas.

La relacin interpersonal est marcada por una intensa reaccin fbica ya que el paciente interpreta todos los actos, verbales y extraverbales, de los dems como alusiones al mal olor. El curso suele ser crnico lo que conduce de forma inevitable a un marcado retraimiento y aislamiento social. Tambin es caracterstico del sndrome el alivio que sienten los pacientes y la mejora de los sntomas cuando se encuentran a solas o dentro de su crculo familiar.

La personalidad previa se caracteriza por la existencia de unos rasgos sensitivos, perfeccionistas y obsesivos, junto a unos marcados sentimientos de inferioridad. Con estos antecedentes, Pryse-Phillips , identific los sndromes cl-nicos en los que aparecen alucinaciones olfativas: esquizofrenia, depresin, epilepsia focal y el denominado sndrome de referencia olfativo. Para Pryse-Phillips, las alucinaciones olfativas pueden ser intrnsecas, en las que el paciente percibe el olor emanando de su propio cuerpo, y extrnsecas, cuando se localizan en el espacio externo.

La reaccin del paciente a las alucinaciones puede ser mnima, razonable y de contricin. Esta ltima se refiere a la reaccin sensitiva de culpa y vergenza que siente el paciente cuando est convencido de que su cuerpo apesta y que, por tanto, es objeto permanente de rechazo por los dems. En este sentido, la psiquiatra japonesa ha identificado el sndrome delirante olfativo con el taijin-kyofu-sho ansiedad social , una categora similar a la fobia social con la diferencia de que en la primera los pacientes temen molestar o perturbar a los dems con el mal olor supuestamente despedido El sndrome de referencia olfativo es ms frecuente en varones jvenes y se caracteriza por la presencia de alucinaciones olfativas intrnsecas y desagradables, que aparecen en el primer plano del cuadro clnico y producen una reaccin de vergenza, culpa y malestar.

No suele acompaarse de otros sntomas salvo algunos de la esfera depresiva, que son siempre secundarios reactivos a la aparicin de las alucinaciones, o ideas de referencia sensitiva y delirios secundarios poco sistematizados cuando el paciente est en compaa de otras personas. El sentimiento de vergenza por el olor corporal desprendido lleva al paciente a evitar las relaciones sociales aunque el funcionamiento laboral no se ve afectado ni existen otros sntomas que sugieran un proceso esquizofrnico.

Pryse-Phillips asegura que el sndrome de referencia olfativo puede incluirse en el delirio sensitivo de referencia descrito en por Kretschmer , siempre que la experiencia del mal olor corporal se considere la experiencia fundamental que lleva a la vivencia de la insuficiencia vergonzante, de la inferioridad moral. Asimismo, tanto la personalidad de estos pacientes que Kretschmer defini como de extraordinaria blandura afectiva, debilidad y vulnerabilidad, y cierta ambicin y obstinacin como la reaccin sensitiva es similar al delirio de referencia.

Respecto a la naturaleza del sndrome de referencia olfativo, para Pryse-Phillips la reaccin de vergenza a los malos olores corporales consiste en un desarrollo comprensible ante el rechazo social, independientemente de que el olor sea real o alucinado. Incluso el temor a desprender mal olor puede llevar a la percepcin olfativa alucinada, lo que para el autor representa un ejemplo de la produccin psicognica de una alucinacin verdadera.

HOLLYWOOD ECONOMICS DE VANY PDF

Fantosmia: síntomas, causas y tratamientos

.

ENCYKLIKA BENEDYKTA XVI PDF

Los 15 tipos de alucinaciones (y sus posibles causas)

.

ANN WIGMORE WHEATGRASS BOOK PDF

Alucinaciones olfativas

.

Related Articles