CONFESIONES DE UN CRIMINAL ALIAS POPEYE PDF

At age of 52, he was released on 26 August after 23 years and 3 months in prison. Velasquez was identified as one of the most important hitmen of the Medellin cartel. Retrieved 3 October He also said it was the second time he had been targeted in such a way but he had not reported the incidents. During andPopeye was involved in armed clashes in La Modelo prison. Later in life, while imprisoned, he also obtained 14 diplomas of various short courses. SinceVelasquez served a prison sentence on charges of ailas, drug trafficking, extortion, conspiracy for terrorist purposes and murder.

Author:Tulrajas Shagami
Country:Maldives
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):24 March 2018
Pages:500
PDF File Size:12.59 Mb
ePub File Size:5.47 Mb
ISBN:855-5-90004-334-6
Downloads:24864
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tojazahn



Primera parte. Ese jueves se pareca a cualquier otro, pero no fue igual. A la salida del colegio, ante mis ojos y frente a mi heladerafavorita, fui testigo de cmo dos hombres, machete en mano, seenfrentaban a muerte. Uno de ellos se resbal y all, al bordemis pies y mi niez, con sevicia, uno le dio al otro un machetazo en la yugular. La sangre sala aborbotones. La gente se esconda ante el horror. Pero yo no. No corr.

La sangre me fascin. Esper hasta que la victimafalleciera y el victimario comenzara a huir. La larga lminadel arma, plana y brillante, casi medieval para mi inocentemirada, qued manchada del color rojo oscuro de la sangre derramada. La mano de aquel tipo temblaba sin dejar de aferrarse al mango del machete. Salpicado de muerte, el hombre se vio sorprendido por mi impvida presencia, no me quit los ojos de encima durante unos segundos, casi eternos.

Yo le sostuve la mirada hasta que escap. Camin a pasolento, despacio y en silencio me fui a casa. As perd la inocencia y volv a nacer para el mundo que me tocvivir, no aquel que mi madre so para el pequeo Jhon Jairo Velsquez Vsquez, sino el que me encontr en la calle y en loms profundo de mi condicin humana.

A partir de ese da, yo ya no fui el mismo. Poco a poco y sin notarlo, comenc atransformarmeen Popeye. Mi primera misin para el Cartel de Medelln no pareca muyemocionante, sin embargo tuve mi recompensa justo ese mismoda. Llev a Elsy Sofa hasta una lujosa casa construida alfilo de la montaa que rodea el valle de Aburr por eloccidente, la cara moderna de la ciudad, el lugar msexclusivo de Medelln: el barrio el Poblado.

Mientras uno subees inevitable mirar al otro lado, a lamontaa del frente, lacomuna nororiental, el lugar donde se aprende a ser un matn. La escuela de sicarios ms famosa del mundo. Por ser la primera vez, Elsy me indicaba en qu esquina girar, por dnde subir o bajar.

No deba importarme lo que ella iba ahacer all, menos el lugar; sin embargo, al acomodar el retrovisor y admirar sus ojos azules, su cabello rubio y sobre todo las dos bellezas que se asomaban por el escote de su blusa, lo pude intuir y hasta imaginar.

Cuando se baj de la camioneta, fue inevitable contemplarcmo sus pies desnudos, perfectos, desfilaban ante mi indiscreta mirada entre unas delicadassandalias rojas. Aunque la mujer tena finos modales y se le notaba la clase, era la Reina Nacional de la Ganadera de aquel ao, para m era iguala todas las hembras con las que crec en el barrio. Las conocbien, con ropa de trabajo y sin ella. Y, sin lugar a equivocarme,les aseguro que mujeres como sta pueden ser, al mismo tiempo, elparaso y el infierno de cualquierhombre.

La recuerdo de manera fugaz por ser mi primera patrona, pero siconfesara cuales fueron las mujeres que marcaron mi vida en la mafia,nombrara slo dos: Wendy y ngela Mara. Wendy me ense que lashembras en la guerra son ms peligrosas que un balazo en el pecho. Con ngela Mara entend cmo un amor platnico al convertirse en realidad puede terminar siendo, al final, la peor de las pesadillas. Elsy Sofa me ordenesperarladentro de la camioneta y esohice.

Observ desde all los alrededores de la casa. No habapasado un cuarto de hora y como un fantasma, de la nada, apareci el Patrn en persona. Era el mismoPablo EmilioEscobar Gaviria. El Patrn se acerc hasta la camioneta y puso su mano derechasobre la puerta. El vidrio estaba abajo. Mirndome a los ojos me pregunt: Y usted quin es? Yo soy Popeye, el chofer de Elsy, la seorita que acaba de entrar le contest emocionado, mirndolo bien fijo y a los ojos; sindudas.

Pablo dej ver una leve sonrisa, pero una muy leve, apenas si la dej aparecer. Se separ de la camioneta y entr ala casa. Pude notarque yo le haba cado bien; bueno, esocreo, por lo menos le hizo gracia que tratara de seorita a una de las muecas de la mafia, que de seoritas poco. En el cartel, un bandido entra recomendado por otro bandido, pero en mi caso no hubo espaldarazo de criminal alguno. Como chofer yguardaespaldas de Elsy Sofa, fui conociendo la organizacin alfrecuentar los escondites de Pablo.

Yo acompaaba a la novia de el Patrn hasta altas horas de la noche; ella haca lo suyo y yo lomo: esperar. Popeye iba a durar ms que Elsy Sofa al lado deEscobar, eso lo tena bien claro, es que en mi barrio lo veatodos los das: un duro cambia de mueca cada fin de semana y algunos a diario.

Mis respetos para aquella hembra, debi ser muy buen polvo para que prolongara su relacin con Pablo durante dos aos. Lo suficiente para que ella consiguiera apartamento y carro, y yo, por mi lado, me diera a conocer, comentara mi experienciacomo aspirante a cadete de la marina nacional, sub oficial de la polica y matn a sueldo.

Suficientes cartas de presentacin paracomenzar a trabajar directamente con el capo de capos. Cuando acept el empleo, lo hice de inmediato y sin dudarlo; as fue como se comenz a definir mi vida, de la manera ms simple einesperada pero con la precisin de un reloj suizo. Yo an noestaba preparado para comprender las consecuencias de mi decisin.

Mucho menos el signo cruel de la fatalidad. El paso definitivo a las filas de Pablo Escobar ocurri durante los primeros meses del ao , despus del accidente enhelicptero de Elsy Sofa y el Jefe. Venan de una playaprivada en el Pacfico colombiano frontera con Panam, cuando elmotor de cola de la nave fall y el aparato se precipit atierra.

Cay sobre un rbol frondoso y la cabina quedsuspendida entre las ramas, mientras los ocupantes fueronexpulsados por el impacto a un lodazal que rodeaba el rbol. De manera asombrosa, tal y como sucedi hasta el final de susdas, Pablo Escobar cont con una suerte casi diablica.

No tena un slo rasguo en la piel, ni un chichn en lacabeza, nada. El Patrn tuvo ms vidas que un gato. En cambio elpiloto qued mal herido y alias la Yuca, uno de losguardaespaldas que lo acompaaba, tuvo fractura abierta defmur. Elsy Sofa se quebr el brazo izquierdo. Para suerte delos heridos cada vez que el Patrn viajaba en helicptero siemprelo escoltaba una nave ms de su flotilla. En el segundo aparatovena alias Otto, quien recogi a los heridos y, junto a Pablo,los traslad a la Clnica las Vegas, en Medelln.

Elsy Sofa frecuent al Patrn varias veces despus del accidente, pero enyesada perda el encant. La relacin se acab y de inmediato el mismo Pablo me incorpor a su grupo deguardaespaldas. Este fue el da ms importante de mi vida, mi ingreso al mundo de la mafia criolla.

Yo pensaba: ya estoy en lanmina de Pablo Escobar. Soy parte del Cartel de Medelln! En mi barrio se reg la noticia como plvora, mis amigosmurmuraban: A Popeye lo matan este ao. Y qu irnico, quienes me auguraron la peor suerte, hoy estn muertos. Esa ha sido mi constante, ser un sobreviviente. Consideren este testimonio un milagro, no s cmo no me han matado antes de contar mi verdad. Aqu me atrevo a confesar los crmenesque comet y algunos ms por los que otros bandidos, tanculpables como yo de una dcada llena de sangre traicin y muerte, deben responder ante la justicia o por lo menos frente a la opininpblica.

Su ascenso en el Cartel fue vertiginoso, en slo dos aos, pas de manejar el carro de una mueca de la mafia a ser uno delos hombres de confianza de Pablo Escobar.

El 16 de enero de realiz su golpe ms clebre como miembro delbrazo armado de los Extraditables: el secuestro del expresidente de Colombia Andrs Pastrana Arango, entonces candidato a la alcalda de Bogot. Cuatro das despus, seencontraba solo con Pablo Escobar.

Esa madrugada lo acompaen su refugio favorito. Si algo recuerda Popeye con precisin son esos momentos de intimidad que pas al lado del capo decapos. El da que conoc a Pablo Escobar Haca las dos y treinta de la madrugada, Pablo sufra del antojo ms raro que le conoc a mafioso alguno. Raro, por losimple, lo extravagante era lo normal durante el auge del narcotrfico, lo sencillo era lo extrao.

Su deseo msrecurrente era fcil de complacer. La seora de la cocina dej arroz hecho? Como siempre, el Patrn le responda: Preprate comida para los dos, vos sabes qu me gusta me deca. Este dilogo era casi un ritual, ocurra cuando la servidumbredorma y el Patrn me peda que le cocinara. Su comidafavorita nunca fue un plato francs minsculo y bien decorado, tampoco una langosta rolliza, menos el caviar; su gusto eratan sencillo como Pablo, le encantaba el arroz con huevo.

Yo prenda el fogn, echaba cuatro huevos en una paila y justoantes de verlos frer, les deslizaba encima el arroz,revolva todo con un poco de sal y quedaba delicioso.

En otraparrilla calentaba dos arepas. El vaso de leche caliente nopoda faltar. Media hora ms tarde l interrumpa laconversacin y me deca: estoy antojado de un caf con leche,pero como el que vos sabes hacer: batido en licuadora, bien espumoso. Cuando no tenamos a la Polica detrs, Escobar se acostaba enla madrugada y sola levantarse a las doce o una de la tarde.

El Patrn fue un trasnochador empedernido y tambin un amantefogoso. Nunca bebi licor en exceso y en la cama siempre fueun caballero con las mujeres, fuera alguna de sus amantes o una simple prostituta de las muchas que nos acompaaron. Jamslo vi borracho y no me toc una orga con l.

Si todo iba bien y el ambiente era propicio, Pablo se relajabacon un cacho de marihuana, le daba dos o tres pitazos y lo pasabacon una o mximo dos cervezas, nada ms. Las muecas de la mafiallegaban y el comparta un rato con sus amigos o llegado el casocon nosotros, pero luego escoga a la mejor y se la llevaba parael cuarto.

Escobar slo tuvo tres amantes. Las dems mujeres fueron de paso, hembras para una noche o un fin de semana. Eso s, todas hermosas. Por su cama gatearon desnudas reinas de belleza, modelos,presentadoras de televisin, deportistas, colegialas y mujeres del montn que acostumbraban ir a las dos discotecas de moda en Medelln, Acuarios y Kevins.

Fue la poca de oro de las mujerespaisas, cuando an tenan las tetas originales y el resto sin cirugas.

ENDLESS REFERRALS BY BOB BURG PDF

HEAD TOPICS

.

FT857D MANUAL PDF

"Popeye", sanguinario jefe de sicarios de Pablo Escobar, muere en una cama

.

Related Articles